NOTICIAS

Icono calendario02 Noviembre 2018

EXTREMADURA CUENTA CON 13 EMPRESAS CERTIFICADAS COMO SOCIALMENTE RESPONSABLE Y HAY 107 EN PROCESO PARA SERLO

La comunidad autónoma de Extremadura cuenta actualmente con 13 empresas que tienen el certificado de responsabilidad social, además de otras dos que están en proceso de finalización, además de 107 que han mostrado interés en serlo y han iniciado el proceso mediante la realización de un cuestionario de autoevaluación facilitado por la Junta.

Con el objetivo de ampliar estas cifras, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, ha suscrito este miércoles, 31 de octubre, con la secretarias generales de UGT y CCOO, Patrocinio Sánchez y Encarna Chacón, respectivamente, y con el secretario general de la Confederación Regional Empresarial Extremeña (Creex), Francisco Javier Peinado, la Estrategia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), que se enmarca dentro de los acuerdos de las concertación social puesta en marcha en la presente legislatura.

En una rueda de prensa posterior a la firma, la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, acompañada por los representantes de los sindicatos y la patronal, y de la directora general de Trabajo, Sandra Pacheco, ha dado cuenta de los detalles de dicha estrategia, que estará dotada con 261.410 euros para el periodo entre 2018 y 2020.

La consejera ha señalado que el objetivo de la estrategia es contribuir a "crear una mayor competitividad y crecimiento de la economía en Extremadura, para que vaya dirigido al desarrollo de las personas y también del medio ambiente".

En concreto, se ha referido a cuestiones como promover la igualdad, integrar la discapacidad, retener el talento, la transparencia, entre otras, todas ellas conectadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la UE, así como con la Economía Verde y Circular de Extremadura 2030 y la estrategia regional de empleo.

La estrategia se basa en tres líneas estratégicas, ha explicado la consejera, como son el desarrollo del "modelo de liderazgo que tiene que llevar la propia administración en este tipo de medidas", el impulso de la responsabilidad social como "motor en la transformación económica y social" de Extremadura; y el fomento de la responsabilidad social en las empresas, el tercer sector y de la propia ciudadanía.

Entre los acuerdos suscritos, se encuentra la constitución del Consejo Autonómico de Responsabilidad Social de Extremadura, un ente aprobado por ley pero que no se ha puesto en marcha hasta el momento, que tendrá entre sus cometidos hacer un seguimiento de la estrategia. Asimismo, a través de los sindicatos y patronal, que están representados en el consejo, se impulsará la difusión e información de la responsabilidad social.

CERO EMPRESAS AL INICIO DE LEGISLATURA

La consejera ha detallado que al inicio de la legislatura no había ninguna empresa acreditada como socialmente responsable en Extremadura, y actualmente hay 13, otras dos en proceso de finalización, y hay otras 107 que lo han iniciado, en concreto con la elaboración del cuestionario de autoevaluación que facilita la Junta a través de la web RSE Extremadura

Entre estas empresas, las que están publicadas en la propia web son Jardintec, de Plasencia; Área Abogados y Asesores, de Don Benito; Actividad Consultoría Edificio Eurodom, de Badajoz; Ecolimpieza Facilities Services, de Badajoz; Extremadura Avante, de Mérida; Incyma, de Badajoz; Grupo Poblador, Cáceres; Extremadura Verde (ExVer), de Plasencia; y el Centro Especial de Empleo ACORN Integral Service S.L., de Mérida.

Estas cifras son "muy importantes", según ha indicado la consejera, quien en todo caso no ha querido responder a qué cantidad de empresas se aspira a llegar con la puesta en marcha de esta estrategia. Quien sí lo ha hecho ha sido el representante de los empresarios, Francisco Javier Peinado, quien ha señalado que si no se llega a 150 o 200 empresas en los próximos dos años querrá decir que "en algo estamos fallando", ha señalado.

En todo caso, ha puntualizado que este "bajísimo" número de empresas certificadas como socialmente responsables en Extremadura tiene su explicación en el infradimensión del tejido empresarial de la comunidad autónoma, con un 98 por ciento de pymes, y de ellas la mitad micropymes y autónomos.

Al respecto, ha señalado que la certificación conlleva un proceso "farragoso" especialmente para pequeñas empresas y autónomos, por lo que ha reclamado la puesta en marcha de recursos destinados a ofrecer información y ayudas de consultoría para las microempresas.

Al respecto, ha señalado que muchas de estas empresas ya realizan una labor socialmente responsable aunque no tengan la certificación, y en este sentido ha puesto como ejemplo el patrocinio de un pequeño taller a un equipo de fútbol de fútbol base de su localidad.

VALOR AÑADIDO PARA LAS EMPRESAS

Sobre el contenido de la estrategia, ha señalado que "por fin" se ha podido plasmar este acuerdo tras un año y medio de trabajo de todas las partes, así como que la apuesta por la RSE es "vital" para dotar a las empresas un valor añadido para competir en un mundo globalizado.

Asimismo, ha hecho un llamamiento a los consumidores para que tengan en cuenta a la hora de hacer sus compras si están adquiriendo productos de empresas que son socialmente responsables o si los están fabricando "a muchísimos kilómetros de aquí, en unas condiciones que permiten que sus costes sean mucho más baratos".

MEJORES CONDICIONES PARA LOS TRABAJADORES

Por su parte, las representantes de los sindicatos han incidido en los beneficios para los trabajadores de una actividad socialmente responsable. Así, Patrocinio Sánchez ha destacado la fidelización del personal a la empresa y de su clientela, la mejora de la motivación y la productividad en el trabajo, el aumento de la cualificación de los empleados, el fomento de un clima de confianza si hay transparencia en las relaciones laborales, y el mayor potencial de innovación o mejora del medio ambiente.

Es, por tanto, una "herramienta para la acción sindical" que se debe aprender a utilizar de manera óptima en beneficio de los trabajadores pero, en ningún caso, ha advertido la secretaria general de UGT Extremadura, sustituyendo la negociación colectiva.

Por parte de CCOO, Encarna Chacón ha señalado que hay razones para incorporar a la acción sindical cotidiana la RSE, porque supone "mejorar la calidad del empleo y la estabilidad", al tiempo que posibilitará una distribución "más equitativa" de los beneficios generados por las empresas, se reducirán los riesgos sociales y medioambientales, así como se impulsarán unas "relaciones laborales decentes", además de las conciliación laboral y familiar.

En definitiva, junto a las cláusulas sociales, el impulso de las RSE servirá para mejorar las condiciones laborales en Extremadura, que "cada vez son más necesarias".

Fuente: 20minutos.es